Entendemos nuestro trabajo dentro del Movimiento Scout como el medio a través del cual ayudamos a niños, niñas y jóvenes para que se conviertan en adultos libres, responsables, coherentes y comprometidos. Esta tarea tiene que ser desempeñada por todas las personas que intervenimos en este proceso, a través de las distintas funciones que dentro de nuestra Federación, Organización Federada y Grupo Scout son posibles. En esta tarea la calidad humana es esencial, como también lo son los conocimientos, la ilusión, la motivación, ingredientes fundamentales para participar en esta gratificante aventura a la que dedicamos gran parte de nuestro tiempo.

En 2007 el Movimiento Scout cumplió cien años. Cien años trabajando de manera desinteresada al servicio de los niños, niñas y jóvenes de nuestro planeta. Cien años de intenso trabajo en el que cada uno de nosotros y nosotras hemos aportado de manera fundamental nuestro grano de arena, y en el que TÚ vas a entrar a formar parte. Cien años no tienen más sentido que el empujón para cien más. “Queremos dejar el mundo en mejores condiciones que lo encontramos” y no dudes que en estos cien años el Movimiento Scout ha contribuido de manera importante en su mejora y progreso.

Por último, te damos las gracias por tu interés y te animamos en esta aventura que ahora inicias, apostando por los retos del futuro en los que estamos seguros que podemos seguir contando contigo. Nada de lo que hacemos tendría sentido si tú ahora no lo estuvieras leyendo motivados por el convencimiento de que un mundo mejor es posible.

Para más información, ponte en contacto con nosotros.